domingo, 14 de julio de 2013

COMENTARIO El vocabulario del Papa Francisco: mediadores, intermediarios

Con bastante frecuencia el Papa Francisco usa como términos contrarios que se contraponen el binomio mediadores, no intermediarios. Por el contexto se ve de inmediato en qué sentido usa el Papa ambas palabras en oposición dialéctica. El Pontífice ha empleado esta terminología al dirigirse a obispos, a sacerdotes, a nuncios apostólicos en distintas ocasiones.

Mediador es un término teológica muy preciso. Por ejemplo, Cristo es el único Mediador entre Dios y los hombres. El mismo Jesús nos dice en el Evangelio: Quien me ve a Mí, ve al Padre y Nadie va al Padre sino por el Hijo. El mediador comunica, no interfiere, es transparente.

Así un buen obispo hace presente a Cristo Cabeza y Buen Pastor ante los fieles de la Iglesia que preside; un buen sacerdote facilita que los fieles vean a Cristo que perdona cuando imparte la absolución en el Sacramento de la Reconciliación.

El Papa usa como contraposición la palabra intermediario. ¿En qué sentido? En el sentido de alguien que ejerce la mediación que le corresponde por su oficio sagrado de un modo opaco, en beneficio propio, con falta de rectitud.

Un ejemplo de este recurso a un juego de palabras  puede ser lo que dijo el Papa en la ordenación de 10 nuevos presbíteros: sed pastores, no funcionarios. Sean mediadores, no intermediarios.


J.S.
Publicar un comentario