sábado, 21 de septiembre de 2013

COMENTARIO Dios nos "primerea", en el vocabulario del Papa Francisco

Hay un pajarillo muy común en los campos de Castilla (no recuerdo su nombre) que tiene una gracia especial porque se posa a pocos metros del caminante, delante de él, como si le estuviera esperando. Cuando ya faltan pocos metros para alcanzarle, el ave levanta el vuelo,  pero no va muy lejos porque poco después vuelve a situarse otra vez en el camino y se repite la historia, hasta que el pájaro de cansa del juego y se va.

¡Cuántas veces en nuestra vida nos topamos con la divina providencia de un modo parecido! Algo nos puede preocupar, incluso atormentar ante el temor de que puede producirse un desenlace temible; nos metemos en un túnel imaginario con una sucesión de acontecimientos negativos como si realmente fueran a suceder…Eso ocurre cuando no contamos con Dios, con su providencia paternal, con el amor que nos tiene. Cuando de verdad buscamos la presencia de Dios en nuestra vida y entramos en caminos de oración esos temores desaparecen porque descubrimos que el Señor camina delante de nosotros y que nada ocurre por puro azar. Todo tiene un sentido, también lo aparentemente adverso, cuando ponemos nuestro futuro en manos de Dios y nos confiamos a Él. En el horizonte siempre aparece el rostro amable de Nuestro Señor.

El Papa Francisco ha empleado ya varias veces una palabra que es española pero renacida en el habla popular de Argentina: primarear. La ha empleado una vez más en la reciente entrevista concedida al director de la revista La Civiltà Cattolica. La traducción española de la entrevista puede bajarse de Razón y Fe.  Entresaco esta frase del Papa Hay que aventurarse en la aventura de la búsqueda, del encuentro y del dejarse buscar y dejarse encontrar por Dios. Porque Dios está primero, está siempre primero, Dios primerea. Dios es un poco como la flor del almendro en tu Sicilia, Antonio, que es la primera en aparecer. Así lo leemos en los profetas. Por tanto, a Dios se le encuentra caminando, en el camino. 

¿Cómo podríamos decir primerear de otra manera? Quizá podríamos decir que Dios nos sale al encuentro, que se nos adelante, que nos sorprende. Pero me gusta respetar la originalidad expresiva del Papa y su riqueza de matices.  

Ante una multitud que llenaba la plaza de San Pedro el pasado 18 de mayo, Fiesta de Pentecostés, el Papa Francisco introdujo esta palabra: Decimos que debemos buscar a Dios, pero cuando nosotros vamos Él nos estaba esperando. El ya está, y voy a usar una palabra que usamos en Argentina: el Señor nos primerea, nos está esperando. Pecas, y te está esperando para perdonarte. Él nos espera para acogernos, darnos su amor y así va creciendo la fe. Alguno preferirá estudiarla, es importante, pero lo importante es el encuentro con Dios, porque Él nos da la fe”.

El pajarillo que cité al principio, también nos primerea a la vuelta de cada recodo del camino.

J.S.



Publicar un comentario