El mensaje secreto de cada día




Detrás de cada dificultad hay un reto a nuestra confianza en la Providencia divina. Si Dios lo permite será por algo. Acepto esta contrariedad. Señor, ayúdame a aceptar tu amorosa Voluntad. Tus planes son mejores que los míos.
Publicar un comentario