jueves, 18 de julio de 2013

Intensa agenda del Papa en Rio de Janeiro

2013-07-17 Radio Vaticana
(RV).-  El Padre Federico Lombardi, director general de nuestra emisora y de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, celebró un encuentro esta mañana con los periodistas para informarlos acerca del inminente viaje apostólico del Papa Francisco a Río de Janeiro con motivo de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud.
Pasando revista al programa del Pontífice durante la semana que transcurrirá en Brasil, el P. Lombardi explicó que se trata de un viaje “particularmente significativo en su continente y lo que le otorga un carácter especial por lo que se refiere a las expectativas y a la participación”.
Cómo sabemos – explicó nuestro director – la decisión de efectuar su primer viaje a América Latina no fue suya, puesto que su predecesor, Benedicto XVI, había confirmado que la Jornada Mundial de la Juventud se celebraría en Río de Janeiro y que “el Papa” estaría presente, como en todas las Jornadas, aunque el Papa no hubiera sido él.
De este modo, el Papa Francisco retoma el legado de Benedicto XVI, haciendo este viaje. Sucedió algo parecido durante el anterior cambio de pontificado: el primer viaje de Benedicto XVI, también para la Jornada Mundial de Juventud, fue a su tierra natal, Alemania, concretamente a Colonia, sin embargo, la ciudad la había decidido su antecesor, el beato Papa Juan Pablo II.
El viaje ya estaba planeado, pero ciertamente el programa, se “ha adaptado”, intensificado y enriquecido, con eventos adicionales con el cambio de pontificado. El proyecto preparado para Benedicto XVI era más ligero y, en cambio, con el Papa Francisco se han añadido algunas cosas, como por ejemplo, la peregrinación al santuario de Aparecida, la visita a la “favela” de Varginha, al hospital de San Francisco de Asís de la Providencia, y la reunión con el Comité del CELAM.
Son actos que no formaban parte del calendario del primer proyecto del viaje, hecho más a medida de Benedicto XVI. El Papa Francisco ha mantenido la duración, es decir del 22 al 29 de julio, que estaba prevista antes del cambio de pontificado, pero ha incluido más actividades; en particular la peregrinación a Aparecida, en un día que, en el borrador precedente, podría haber estado dedicado al descanso.
Por supuesto – añadió el P. Lombardi – el Santo Padre fue invitado por los obispos organizadores y promotores de la JMJ, Monseñor Orani Tempesta, Arzobispo de Río de Janeiro, y el Cardenal Damasceno Assis, Presidente de la Conferencia Episcopal de Brasil y, naturalmente, por la presidenta Dilma Rousseff, quien viajó a la Ciudad del Vaticano para la inauguración del pontificado y se entrevistó con el Papa Francisco al día siguiente invitándolo explícitamente a ir a Brasil.
El Papa confirmó inmediatamente, pocos días después de su elección, que habría viajado para la Jornada Mundial de la Juventud, y este hecho ha permitido a la organización acelerar los preparativos
.
(María Fernanda Bernasconi – RV).
Publicar un comentario